Una cocina funcional: el secreto para disfrutar de la comida

arquitectura de interioresCuando hablamos de arquitectura de interiores no solamente nos referimos al diseño de locales comerciales, salas  de exposición o centros culturales. Este sector también abarca a nuestros hogares y viviendas, haciendo que nuestra vida se vuelva mucho más sencilla y cómoda.

En cuanto a los puntos más conflictivos de una casa encontraremos las cocinas, ese lugar de paso en el que conviven niños, hambrientos que visitan la nevera cada dos horas, chefs experimentados y nuevos aficionados.

Normalmente suele ser un punto en el que el caos, el desorden y la acumulación conviven y en el que se van acumulando platos, accesorios, sartenes sin un orden concreto, algo así como un lugar para “salir airoso del día a día”.

Pero igual que ordenamos nuestro armario o el baño, nuestra cocina tiene que ser un espacio funcional. para ello lo primero que tendremos que pensar es en el uso que le vamos a dar.

Somos una familia numeroso  que come cada día en su casa o somos de los que solamente cenamos ya que comemos siempre fuera debido a nuestro trabajo. La respuesta a nuestra pregunta nos hará redefinir el diseño de nuestra cocina, así si apenas pensamos usarla podremos decantarnos por diseños menos confortables y más orientados a lo meramente decorativo.

 

¿Qué tendremos que tener en cuenta a la hora de diseñar la distribución del espacio de nuestra cocina? 

Lo primero a tener en cuenta será la regla del “triángulo de trabajo”,que distingue tres zonas principales: zona de lavado, zona de almacenamiento y la zona de cocinado.

Según esta regla dos de esas zonas tienen que estar en el mismo lado y la tercera tiene que estar distanciada con una separación más o menos de dos brazos de largo. Así a la hora de cocinar tendremos las tres zonas que más se usan juntas, y no tendremos que darnos paseos inútiles y perder tiempo.

1- Suelos

Un suelo resistente y que sea fácil de limpiar. A diferencia de zonas como el salón la cocina será uno de los puntos  que más se ensucien en nuestro día a día. No solamente por la suciedad, sino porque tendrá que resistir golpes (sartenes que se caen, platos, vasos) y también humedad al cocinar.

Por lo tanto si usamos mucho la cocina mejor decantarnos por azulejos o mármol frente a otros materiales como el parquet que se ensucian mucho más rápido y no resisten una limpieza diaria.

2- Iluminación

Fijarnos en que los puntos estratégicos  estén bien iluminados. A la hora de ponernos a elaborar recetas es muy importante que dónde tenemos que hacerlo esté bien iluminado, ya que trabajaremos mucho más agusto y evitaremos sufrir accidentes como cortes.

Aunque nuestra cocina tenga buena iluminación natural tendremos que fijarnos que por la noche podamos ver con detalle.

3- Mobiliario

Otro de los puntos más importantes son los muebles de cocina. Si cocinamos diariamente y tenemos una familia numerosa será obvio para nosotros que tendremos que contar con un mayor número de muebles de almacenamiento que quien cocine solamente los fines de semana.

Uno de los muebles estrella a la hora de hacer nuestra cocina funcional son las encimeras. Se trata del noventa por ciento del área de trabajo en una cocina. Así que tendremos que elegir su material en función de cuanto vayamos a necesitar trabajar sobre ella.

Encimeras de granito son muy resistentes a manchas y a calor, tienen una alta dureza y además no pierden su color con los usos pero encontraremos que hay muy poca variedad en cuanto a diseños.

Hay encimeras de silestone (cuarzo compacto y resinas) con las que podemos crear composiciones que parecen una sola, son muy resistentes frente a manchas y bacterias pero tienen poca resistencia al calor. 

Otra de las opciones más usadas son las compuestas de láminas de mármol que son mucho más económicas, tienen mucha más variedad de estilos  y texturas y su mayor desventaja es que tienen facilidad para que aparezcan manchas con especias o a arañarse.

Para finalizar podremos elegir también entre añadir una isla a nuestra cocina o tener una península.  Las cocinas más amplias con las islas ganan mayor accesibilidad, se vuelven  multifuncionales ya que se puede comer o trabajar desayunando en ella, tendrán una zona extra de almacenamiento y les servirá para separar ambientes.

4- Electrodomésticos a medida

Por último, como consejo para respetar la arquitectura de interiores, te recomendamos que selecciones electrodomésticos a la medida de tus necesidades, ya que estos también ocupan espacio. 

Encontrarás en las tiendas aparatos  que nos aportan un extra y que resultan mucho más cómodos como los hornos al vapor o neveras con cubiteras y grifo de agua fría incorporado.

Carmen