La primera marca española de cannabis

El cannabis o planta de marihuana es una de las muchas plantas empleadas a nivel medicinal en una gran variedad de tratamientos para diversas enfermedades, también es empleada de forma recreacional.

En España esta planta es de uso muy común, incluso existen múltiples tiendas Grow que facilitan todos los materiales y equipos necesarios para el cultivo de la misma, sin embargo esto también posee una serie de regulaciones que buscan evitar el contrabando.

Bajo estas condiciones se ha establecido en el mercado español la Cañamera, la primera marca española de cannabis de forma oficial. Esta es empleada con fines medicinales exclusivamente y no de forma recreativa.

Esta planta se utiliza para la extracción de CBD un componente importante en los tratamientos a base de cannabis, ya que este es el principal responsable de la inhibición del THC, un potente psicoactivo que se encuentra presente en la misma flor de cannabis.

Otro factor que le añade importancia al uso del CBD es que este es ideal para mejorar la atención al realizar las tareas diarias, siendo uno de los motivos por los que las tiendas de marihuana medicinales se han vuelto tan populares.

Consecuentemente estos beneficios son ideales para combatir la paranoia así como los problemas de la memoria, esto también involucra el tratamiento contra enfermedades o condiciones psicológicas como la distorsión de la realidad y la depresión.

Por otro lado en años recientes se han desarrollado investigaciones en torno a la primera marca española de cannabis precisamente por la aplicación del CBD, en estas se ha logrado comprobar que este componente es efectivo en el control de la epilepsia.

Esta compañía a experimentado un crecimiento promedio mensual del 200%, lo que se traduce como una curva exponencial. Los expertos aseguran que esto también se debe en gran medida a la participación en este mercado de la compañía coca-cola.

La cañamera española sin duda se ha perpetuado en el mercado del país por medio de la comercialización del CBD, actualmente la misma esta estableciendo nuevas alianzas y asociaciones para expandir el mercado por toda Europa.

Se destacar que desde el punto de vista medicina, sanitario y farmacéutico el uso del CBD como compuesto medicinal es considerado seguro, lo que lo ha ubicado en la categoría de peligrosidad mínima.

La naturaleza tiene a disposición un gran número de materias primas que son de mucho provecho para la salud humana, este es el caso del cannabis que esta viviendo una fuerte transformación ante los ojos del mundo farmacéutico.

 

Admin