Evite el sobrecalentamiento del motor de su coche

Al igual que la bomba de agua, el radiador es un componente del sistema de refrigeración del coche. Su función principal es evitar el sobrecalentamiento del motor, de tal manera que pueda funcionar de forma eficiente a cualquier nivel y tenga un mejor desempeño. Detectar los fallos en el radiador o las señales de que es posible que surjan, es definitivo para poder asegurar que el sistema de refrigeración funcione de forma óptima.

Lo más recomendable para mantener en buen estado al radiador es limpiándolo y no permitir que se acumulen impurezas en exceso en su interior, debido a que eso lo lleva a disminuir su rendimiento; aparte también ocasiona fallos al motor, como que aumente la temperatura hasta provocarle deformaciones a la culata.

Para que el radiador se mantenga en buen estado durante mucho tiempo, es preciso hacerle limpiezas internas; este proceso no debe ser realizado a la ligera, puesto que podría quedar inservible por cualquier error que se cometa y se vería obligado a sustituirlo. En su mayoría, las averías más comunes guardan relación con las fugas de agua o la pérdida de la hermeticidad en las juntas.

Esas averías son determinadas por múltiples factores como que: las rejillas del radiador se obstruyan, se dañe el termostato, no funciones el ventilador del radiador, se haya paralizado el eje o se hayan roto las aspas de la bomba de agua, se tape el circuito de agua del motor, entre otros problemas que podrían aparecer.

¿Cómo se evade el sobrecalentamiento?

Para mantener la temperatura del motor por debajo del máximo se debe estar atento de llevar un control. Para lograrlo hay que fijarse si se ilumina algún testigo del tablero sobre la temperatura o prestar atención si al pasarse del límite llega a los 70 u 80 grados constantemente, de ser así es evidente que  el sistema de refrigeración no está funcionando como debería.

Cuando llega la época estival el incremento en la temperatura dentro del coche se hace frecuente, a causa de que el exceso de calor aumenta los grados a los que normalmente funciona el motor. Lo ideal es que se revise el sistema antes de que la temperatura se llegue a pasar de lo normal, así es posible prever el detrimento de algunos elementos que podrían resultar más graves y caros de reparar.

Una manera de que el presupuesto no sea tan exorbitante es utilizando piezas de segunda mano. Es posible adquirir recambios desguace peugeot, Dahiatsu, Chevrolet o cualquier otra marca y obtener buenos resultados, siempre y cuando lo compre en un lugar seguro, para ello podría buscar por medio de una central de desguaces en línea, que suelen concentrar empresas verificadas.

 

Carmen