Clases de baile en casa: aprender nunca fue tan fácil

clases de baileLas nuevas tecnologías han revolucionado  el mundo, ahora gracias a ellas podemos teletrabajar desde casa, aprender recetas, aprender idiomas y ¿por qué no? dar clases de baile sin movernos de casa.Son muchas las personas que debido a sus horarios, a la falta de tiempo  o simplemente por la vergüenza de empezar a ir a clase deciden dar en paso y empezar a practicar el baile en casa. Se trata de una excelente forma de hacer ejercicio, mejorar nuestra coordinación,  liberarnos del estrés y aprender movimientos geniales.

Todo ello ahorrandonos desplazamientos, buscar dónde aparcar, salir a la calle con el frío del invierno o el  sol de verano, tener que pagar matrícula y con el horario que mejor nos convenga. ¿Preparado? En este post te contamos los pasos que tienes que seguir en tu rutina doméstica de baile.

  1. Elige que tipo de baile te apasiona

Son muchos los estilos que encontraremos, desde bailes enfocados al fitness como son Zumba a bailes más tranquilos como el Jazz, pasando por el Hip Hop, o los bailes en pareja latinos.

Para ello si no tienes uno definido todavía mira vídeos, libros, mira qué tipo de música se adecua a ti y las ventajas que obtendrás con cada tipo de baile.

  1. Explora el mundo del baile

Una vez  elegido el tipo  de baile date tiempo para investigar acerca de él. Mira vídeos de bailarines que estén especializados en ese tipo de baile y elige los que más te gusten.

Así podrás elegir el formato en el que quieres aprender a bailar, podremos comprar un DVD con las clases, elegir plataformas como Youtube en la que hay miles de vídeos o “directos” de Instagram en los que los profesores dan una clase en vivo  para todos los seguidores.

  1. Crea tus propios horarios y rutinas

Una de las grandes ventajas de ser autodidacta en casa es que no dependes de ninguna academia de baile en cuanto a horarios. por lo tanto podrás dar tus clases por la noche, por la mañana o cinco horas seguidas en el fin de semana.

Ten en cuenta que al no tener a nadie que te imponga un horario tienes que ser autosuficiente e imponerte una rutina de al menos dos horas a la semana para ver una evolución.

  1. Prepara un espacio para bailar

Tendrás que buscar un espacio despejado de tu casa en el poder moverte con libertad. Así tendrás en cuenta que tendrás que desplazarte, que no habrá muebles con los que puedas chocarte y que podrás seguir las clases desde un ordenador, una televisión o una tablet colocada en algún lado.

  1. Consigue el vestuario y los zapatos adecuados

Como es normal cada tipo de baile tendrá una vestimenta determinada. Así para bailar danza contemporánea, Zumba o Hip Hop nos bastará con unas mallas holgadas y una camiseta, mientras que para tango  o salsa necesitaremos zapatos especiales.

  1. Practica varias veces a la semana fuera de tus clases de baile

Aunque practiques en casa es recomendable que empieces a dar tus primeros pasos fuera de casa. Así socializarás y consolidarás los pasos que hayas aprendido.

  1. Calienta siempre antes de empezar a bailar

Es importante estirar y calentar los músculos para evitar lesiones mientras bailamos. Puedes ponerte rutinas que encontrarás en internet o probar a correr en el sitio durante unos cinco minutos para que tu ritmo cardiaco se acelere.

  1. Después de cada clase de baile enfría

Reduce gradualmente la velocidad e intensidad de tu baile, elige una canción más lenta y ve enfriando todas las partes de tu cuerpo con estiramientos, asegurate de buscar una rutina de estiramientos que se adecue a ti y si te ves con fuerza compagina el baile con ejercicios de fuerza o yoga para mejorar resistencia y flexibilidad.

  1. Cuidado con los vecinos

El último paso que debes cumplir para ser todo un profesional en tus clases de baile caseras es tener cuidado con los botes y la música muy alta, sobre todo si son en horas de descanso.

Carmen